Image Alt

Bailes típicos de Costa Rica

El baile es parte de la vida del latinoamericano, por lo tanto, en Costa Rica esta esencia está presente todos los días del año. Los países latinoamericanos se caracterizan porque sus habitantes suelen tener ritmo y amar la música, así que el baile más que un arte, es una forma de expresión, de allí que Costa Rica este plagado de lugares para bailar.

Cualquier ocasión es buena en Costa Rica para mover el cuerpo y seguir el ritmo de cualquier melodía como merengue, bachata reggaetón, salsa, swing, y por supuesto, los bailes tradicionales.

Baile Costarricense

Entre una variedad de ritmos que pueden escucharse en Costa Rica, el que sin duda se ha convertido con el paso del tiempo en una tradición es el Punto Guanacasteco, considerado el baile costarricense nacional. Esta danza autóctona ya es parte del folclore, y también es llamado “baile suelto”, ya que, aunque se baila en pareja, ambos bailan sueltos.

Según cuenta la historia del baile costarricense, el Punto Guanacasteco data de 1830 y surgió en la localidad de Guanacaste (noroeste del país), de allí su nombre. Esta parranda, de sonido contagioso, fue nombrado por el presidente Teodoro Picado, en el año 1944, como la Danza Nacional de Costa Rica.

Danzas de Costa Rica

El Punto Guanacasteco y la mayoría de danzas de Costa Rica se caracterizan por el sonido de los tambores, particularidad en común con los bailes realizados en otros países, ya que estos sonidos fueron introducidos por los afroamericanos en la época de la conquista.

Algo en común de las diferentes danzas de Costa Rica es que, varias suelen ser teatralizadas, ya que cuentan con elementos propios de la religión, costumbres, pasiones, celebraciones y homenajes patrios. La cultura costarricense, como puedes apreciar es muy rica.

Bailes folclóricos de Costa Rica

La diversidad de ritmos que existe en este país, ha permitido con el tiempo que surgieran varios bailes folclóricos de Costa Rica. Uno de los mas arraigados en la cultura es el Swing, que desde los años 60 ha cautivado a infinidad de personas, ya que es en esencia la fusión de la cumbia colombiana y el swing estadounidense. Aunque en sus inicios era considerado vulgar, luego paso a extenderse en la sociedad para convertirse en parte del patrimonio cultural.

El baile en sí consiste en que la pareja se toma de la mano, y dan pasos rápidos casi saltando, alternando cada pie de forma rítmica combinando con giros.

Otros bailes propios de este país son: el tambito (con influencia española) y el caballito nicoyano, aunque existen otros ritmos, son estos los que han adquirido mayor importancia e influencia en la cultura costarricense.